Desaprender la realidad

para aprender a reinventarla

El mundo empresarial

la música, la montaña y el teatro son los horizontes sobre los que se fundamentan nuestros proyectos, ilusiones y retos

Cada uno de ellos supone un escenario diferente en el que poner en juego distintos recursos personales y profesionales. La interacción de todos ellos, crea un modelo único en cuanto a la forma de transitar el camino hacia nuestra UTOPÍA y la manera en la que facilitamos a otros el camino hacia la suya.

  • La confianza en uno mismo y la confianza en los demás para emprender caminos comunes.
  • La ausencia de límites y la búsqueda constante de diferentes alternativas y soluciones.
  • La capacidad para hacer que las cosas realmente pasen.
  • Desaprender la realidad para aprender a reinventarla.
  • Romper los artificios: Sumar desde lo auténtico,  lo espontáneo y lo natural, siempre suma más.